7.25.2010

100 POEMAS CONTRA EL INDULTO: Nosotros no olvidamos


Las puertas del cielo azulado
se trizaron,
con el crujir de las botas asesinas,
que mancharon de sangre,
las tiernas nubes de la historia obrera.

Los ojos han parido lágrimas
y lágrimas,
(por décadas)
ante la indolencia de la patria toda.

La impotencia es un plato
que se sirvió amargo,
por los generales rastreros hacedores de la infamia,
y que nosotros consumimos
(como dieta diaria)
para chocar
(una y otra vez)
contra las cortinas judiciales,
que nublan la contingencia,
relegando al tiempo,
la sobrante responsabilidad del perdón.

Le velocidad de la justicia ha sido absorbida,
por los negros hoyos de la memoria,
que pretenden instaurar estos morados enanitos
que,
con mal aliento,
hablan de la paz,
demostrando que no entendieron nada,
acerca de aquel que murió en la cruz.

Entiéndanlo bien: Nosotros no tenemos nada que ver con su misericordia

Somos los herederos del infierno que se proclamó con la dictadura.
Somos los que aún no olvidamos el significado profundo de la Justicia.
Somos los que a diario lloramos las vejaciones, las persecuciones, las torturas...

Las balas que se dispararon contra los compatriotas,
aún sangran en nuestras letras y en nuestra voz.
La guitarra campesina lleva el luto por Víctor Jara.

Por eso,
Den a sus dioses lo que les pertenece, no nos interesa.

La justicia y la verdad son nuestro último legado,
para dignificar este bicentenario,
que aun huele a sangre y a traición.

Hoy, les dejamos claro, que no renunciaremos a la historia que se nos arrebató.

1 comentarios:

INGRID 4:56 p.m.  

Los sentimientos y emociones del autor expresando con sutileza lo que el hecho marcó, dejando una huella en el alma de esas que no se sanan, sino con un bálsamo de justicia difícil, pero no imposible.
La perseverancia da frutos e invita a no bajar las manos, menos de poetas valientes que transforman de una forma lo horroroso en poesía.
Ingrid Vielma Jaques

Publicar un comentario

Followers

Lovercraft

"No hay en el mundo fortuna mayor, creo, que la incapacidad de la mente humana para relacionar entre sí todo lo que hay en ella. Vivimos en una isla de plácida ignorancia, rodeados por los negros mares de lo infinito, y no es nuestro destino emprender largos viajes. Las ciencias, que siguen sus caminos propios, no han causado mucho daño hasta ahora; pero algún día la unión de esos disociados conocimientos nos abrirá a la realidad, y a la endeble posición que en ella ocupamos, perspectivas tan terribles que enloqueceremos ante la revelación, o huiremos de esa funesta luz, refugiándonos en la seguridad y la paz de una nueva edad de las tinieblas."

  ©Template by Dicas Blogger.